Mujeres solteras Soacha 29067

Twitter Snap Como periodista, tienes que pensarlo muy bien antes de comenzar a escribir. Te han amenazado tantas veces que el gesto violento ya te parece protocolo. Muchos de quienes aparecían allí enlistados eran menores de 24 años y no habían cometido otro pecado que fumarse un porro ocasional en alguna esquina del barrio.

Entramos a Cazucá la favela más violenta del centro de Colombia

Desarrollo: se desarrollaron nueve grupos focales en los que participaron 58 adolescentes. Ellas comentaron sus percepciones sobre el fracaso, la continuación del embarazo y la adopción. Percibieron la maternidad en la adolescencia como una situación que appear de una conducta sexual descuidada, al tiempo que valoraron la maternidad como un hecho intrínseco a la biografía de las mujeres. El estigma ocupó un lugar preponderante en las representaciones que las adolescentes elaboraron sobre el aborto. Fue percibido como una disyuntiva facilista y condenable, pues permitía eludir la maternidad e interrumpía una biografía en desarrollo. Las intervenciones de las adolescentes sugieren que, frente a la reproducción, ocupan un lugar de jerarquía frente a sus madres y compañeros erótico-afectivos, quienes inciden en su toma de decisiones reproductivas con preponderancia. Levante artículo propone algunas recomendaciones para organizaciones no gubernamentales y prestadores de salubridad, con el fin de reducir el estigma frente estas opciones reproductivas.

Entramos a Cazucá, la favela más violenta del centro de Colombia

Hijos, comodidad y riesgosLas Madres de Soacha han criado a sus hijos milagrosamente: solas, sin ayuda del estado, fault guarderías infantiles, sin salubridad, viviendo en medio de cloacas, y en casuchas que pueden caerse de la cabezo a la primera lluvia… Siempre nerviosas por el niño o la pupila mientras iban a trabajar; algunas debiendo optar por dejarlos solitos con escasos 3 o 4 años de época, a la merced de los accidentes mortales del hogar. Las Madres de Soacha y las madres de los 7. No obstante el ostensible repudio popular que suscitan las Damas de Blanco en Cuba, los mass-media ocultan y deforman sin cesar la existencia.

155156157158159160161