Mujer soltera razas

Eso prueba que el gato es un animal indócil e independiente, poco amigo de las dictaduras. Al gato no le gusta obedecer porque sí, y no hace caso de las órdenes que le disgustan. El gato de La Habana, pequeño y todo, dijo que a Fidel le obedezca su padre, y escogió por su cuenta la libertad.

1.2 LA MUJER COMO SUJETO INDIVIDUALIZADO Y AGENTE INDIVIDUALIZADOR

A ella y a todas las mujeres de mi familia, por mostrarme de primera mano los indicios de la individualización incluso antes de saber tampoco cómo llamarla. A las 10 mujeres que compartieron conmigo sus historias, anécdotas y opiniones. Su confianza, franqueza y disposición enriquecieron enormemente este trabajo. A Olivia y Viridiana, por su aguante, comprensión e interés de principio a fin en este proceso. A la Universidad Iberoamericana, por su confianza y por la formación brindada en sus aulas.

1.1 EL PROCESO DE INDIVIDUALIZACIÓN

Se las regaña, aconseja y ordena, todo un mundo de señalamientos a acompañar. La contradicción extrema: el lenguaje que silencia; esto es, a través del habla se induce al mutismo. Especialmente se apunta a la ridiculización del lenguaje intragenérico en los pocos espacios que las mujeres tienen -o tenían hasta hace poco, ya que por los cambios tecnológicos y las formas de vida en determinadas sociedades esto ya no es así- para andar y comunicarse. El consenso de opiniones intergenérico en este sentido nos apunta a la hegemonía del modelo artistic gramsciano, en donde los dominados comparten con los dominadores, hasta cierto punto, las creencias y valores socialmente establecidos Gramsci Como decíamos, esto queda bastante patente, al poner los refranes en boca de las mujeres, la cuento censuradora o impugnadora de su genuino comportamiento lingüístico, asumido al parecer y reproducido, como agentes sociales activas que son. Desde una posición que se columpia entre el menosprecio y el miedo, el comportamiento lingüístico de las mujeres ha sido duramente sojuzgado y sancionado por los mensajes orales de la cultura popular y concretamente, como estamos viendo, por el discurso tallista del refranero.

346347348349350351352